Saltar al contenido

Carta de Amor a Mis 2 Hijas (Divorsiados, Separados)

A veces necesitamos los padres, plasmar el amor que tenemos por nuestros hijos, muchas veces en una separación de pareja, nos sentimos cortos de poder dedicarles una carta de amor para nuestras hijas, y esta es la mejor forma de hacerlo, para que ellas vean que efectivamente nosotros siempre estuvimos pensando en ellas, ha sido y es la mejor forma de decirles cuanto las amamos, una forma original de guardar en el Internet un sentimiento tan profundo como es el amor por nuestros hijos, si eres Padre o Madre te invito a que lo hagas, es sencillo y créanme que muy satisfactorio, sobre todo cuando pasa el tiempo y tus hijos leen tu carta que se la dedicaste con mucho amor. Aquí les dejo la carta que guarde para mis hijas para que les sirva de inspiración para Ustedes.


La vida con dos padres separados es muy complicada para las hijas, pero nada es imposible ya que si aman a sus padres, y ellos son responsables con sus hijas todo sera bonito, la vida de dos papas divorciados es bonita cuando ambos se dedican a ver a sus hijos de una manera responsable es decir cumpliendo con lo acordado en la semana y todo ello, tener dos hijas resulta ser algo complicado aun porque ellas siempre van a querer tener a sus papas unidos pero no es imposible.


Queridas Hijas,

Hoy estuve pensando en lo tan importante que son ustedes dos para mi vida, son dos pequeños corazones que laten al compás de la alegría de mi ser, y que sigo su ritmo para seguir viviendo y luchando, le pido a Dios que jamás dejen de tocar esa hermosa melodía que alimenta mi existencia.

carta-de-amor-a-mis-dos-hijas-como-padres-separados

Se que no soy un gran padre, como cualquier otro cometo errores, pero lo que si tengo muy claro es que las amo con toda el alma, cada día que pasa pienso en Ustedes, en su futuro y en todo lo que me espera por luchar para que sean felices, estas mismas manos que escriben esta carta, son las mismas manos que lucharan para que no les haga falta jamas amor, cariño, alimentación, educación y vestido. Yo se que ahora que están tan pequeñas, no saben como su padre lucha día a día, cada vez que me despierto y tengo un poco de flojera, basta con recordarme de Ustedes y automáticamente estoy en la puerta de mi trabajo muy puntual como todos los días, y cuando recibo mi boleta de pago, ya estoy pensando en que Ustedes disfrutaran de ese pequeño aporte que les puedo dar, se que su madre las cuida mucho y se que será responsable de ese esfuerzo, quiéranla mucho, ella les dio la vida, y a pesar de no llevarme tan bien con ella, la respeto mucho por la lucha constante que hace de educarlas, cuidarlas y criarlas.


Queridos amorcitos, a pesar de no tenerlas a mi lado, las amo y las extraño mucho, y se que algún día podrán leer todo lo que les escribí, encontré al fin la forma de demostrarles que si estoy pensando en Ustedes, les he escrito muchas cartas que ahora no tienen sentido, porque no las van a leer aún, pero el día que sean mayores, se que accederán a todas ellas, y entenderán que jamás deje de pensar en Ustedes, que nunca las abandone, que siempre las tuve en mi alma y mi corazón, que Ustedes fueron la inspiración de estas cartas, que muchas de esas cartas están llenas de lagrimas que derrame por Ustedes mis dos angelitos de Dios, pero son lagrimas de amor, de felicidad y a veces de tristeza de no tenerlas a mi lado, son una mezcla de todo, pero yo se que Ustedes son un regalo que Dios me ha dado, no puedo verlas crecer, y cada vez que las abrazo las veo mas grandes, y me da pena tener que verlas solo algunos días a la semana, pero entiendo que fue lo mejor, para Ustedes, para su mamá y para mi.


Cuando lean estas cartas que les escribo, espero que me perdonen por no haber estado a su lado, pero les prometo que siempre que nos veamos los fines de semana, lo vamos a disfrutar como si fuera el último de mis días en la tierra, les prometo que siempre las voy a amar y cuando lean esta carta verán que cumplí mi promesa, y también voy a velar por Ustedes como lo vengo haciendo todos los días, jamás nada ni nadie me va robar el amor que les tengo, ese amor de padre a dos hermosas princesas, recuerden que siempre las protegeré absolutamente de todo, y si tengo que dar mi vida por Ustedes, Dios sabe que lo haré, las amo pequeñas princesas, y las extraño todos los días, gracias por haber llegado a mi vida, cuando no llega el fin de semana para verlas veo sus fotos, y las tengo presentes, estoy muy orgulloso de Ustedes dos, se que son valientes como su mamá, y seguirán luchando y saldrán adelante como yo lo logré, les enseñare a luchar en la vida, y cuando las vea profesionales y grandes personas, sólo allí descansaré, espero que Dios me de vida para verlas formar una familia, y que no fracasen en el intento como yo lo hice, espero poder enmendar todos mis errores, y espero que Ustedes me perdonen siempre, lo estoy haciendo hoy, y espero no fracasar, porque quiero que Ustedes estén orgullosas de mí, las amo mucho, y las extraño…