Saltar al contenido

Carta Para mi Novio – No Esperar un Día Especial

La mayoría del tiempo creemos que nuestras parejas saben exactamente lo que sentimos, pero un detalle nuca esta demás a la hora de hacerle saber a nuestra pareja cuanto lo queremos y valoramos su presencia en nuestra vida, su cariño hacia nuestra persona, su amor y su apoyo, ya sea en cualquier momento, al no ser una fecha especial, o simplemente en san Valentín, cumpleaños o aniversarios.


No siempre el amor se ve de la misma manera en la que se siente, todas las parejas pasan por etapas por las cuales muchas son difíciles de afrontar. ¿Pero que puede ser más bonito que expresar los sentimientos y las emociones que nos hace sentir esa persona al tenerla con nosotros, soltar todos esos pensamientos que tenemos retenidos y que a nuestra pareja de vez en cuando le gusta escuchar? Conseguir simplemente que nuestra pareja se sienta enternecida o llore de emoción por ello, seguramente será de las cosas más bonita que pueda pasarte.

La Carta más Hermosa del Mundo para Ellos.

Lo bonito de las cartas es que perduran en el tiempo, podrá llevarla a todos lados a donde vaya, y siempre podrá sacarla y leerla para así recordar cuanto le amas.

Te enseñare varios trucos con lo que podrás enamorar aún más a tu pareja, tan solo escribiendo la carta más hermosa del mundo para él.

  1. Expresa por qué le estas escribiendo una carta. 
  2. Piensa en esa persona, en sus vivencias, en los tiempos juntos, en el amor que sientes por él, así simplemente fluirán las palabras y los sentimientos.
  3.  Elogia, dile lo mucho que lo amas y lo valoras, que es lo que más te gusta de él, dile cosas que adores de él y su personalidad.
  4. Piensa en que tan bonito podría ser tu futuro al lado de esa persona amada
  5. No le expreses cosas negativas en la carta, el objetivo de las cartas de amor es expresar lo que uno siente por alguien y así expresarle todo lo maravilloso por ella.
  6. Exprésate, dí lo que sientes al estar con esa persona, coméntale de tu fidelidad y del compromiso que ha adquirido al decidir amarlo. 
  7. Siempre agrégale fecha a la carta, ellas perduran en el tiempo, y si su amor florece y crean un futuro prometedor siempre será bueno releerlas y reiterar ese compromiso de amor que en ese momento le hiciste. 

Lo bueno de las cartas es que simplemente no tienen fin, en ella puedes expresar todo lo que quieras, más si eres de las personas que son difíciles para expresarlas o te da pena, cuando empiezas a escribir una carta no lograras parar y más si estás pensando en esa persona especial.

Ejemplo de Una Carta muy Bella de Amor

Querido Amor,

La vida siempre tiene gratas maneras de sorprendernos. Quizás no nos demos cuenta de ello con la misma frecuencia con la que esta magia ocurre. Yo no te estaba esperando. Ni siquiera le pedí a Dios un milagro como el que hoy tú representas, pero allí estabas, justo en algún lugar de este mundo que me comenzaba a asfixiar.

Me negué tantas veces a ti y hoy agradezco tu terca insistencia. Yo que nunca me he arrepentido de nada, hoy estuviese arrepintiéndome de no tenerte. Creo que, al final, era más que necesaria nuestra unión. Nuestras heridas se sonrieron, porque ya comenzaba a pasar la tormenta.

Traía el alma cansada y un poco de pena. Tú al igual que yo, sabes lo que cuesta levantarse cuando te cortan las alas. Hay golpes de los que, indudablemente, nunca seremos los mismos. Aunque te confieso que me encantó tropezarme contigo y perderme en tu mirada. No sabes la manera en la que todo cambia cuando la vida, por medio de ti, me sonríe.

Puede que te parezca extraño estas palabras. No consigo otra manera de describirte el bien que le haces a mi alma. No sabes las ganas que tengo de seguir dibujando trazos sobre tu piel y que estos nos lleven a cualquier lugar, siempre y cuando en ese lugar, estemos los dos.

¡Te amo! Te amo como nunca he amado a nadie. Me aterra amarte así, pero me aterra mucho más negarme a la vida. Y mi vida, no teniendo dudas, eres tú. Mi vida es tu sonrisa cada vez que me despierto en la mañana. Mi vida es tu mirada cuando me descubro perdida. Mi vida son tus brazos que me sostienen en medio de esas guerras que me paralizan.

Gracias por sorprenderme de esta manera. Gracias por hacer que todo guarde sentido. Gracias por sanar mi alma. Gracias por convertirte en una bonita excusa para agradecerle a la vida. Amo tanto cada instante preciso en el que tú estás que, desde luego, no hay otra manera en la que pueda yo agradecer que no sea amándote como lo hago.


Sé que hoy no es un día especial y que esto no lo esperabas, pero el amor no tiene un tiempo exacto. Básicamente, el amor simplemente nos sorprende, así como me sorprendiste tú. Hoy tengo las palabras que me surgen de ese mismo amor que tú me profesas y las uso para acariciar tu alma, mientras le susurro lo mucho que te amo.

Quiero bailar contigo cada día y que nuestra canción sean nuestras sonrisas hechas sinfonías. Quiero que conquistemos al mundo y que al mismo no le quede otro remedio que no sea, sonreírnos a nosotros. Quiero que el amor nos haga y para ello, lo único que necesito es tu amor latiendo junto al mío.

Espero que tu deseo sea el mismo que tengo yo, espero que podamos seguirnos amando como lo hemos hecho y que en medio de ese amor podemos rozar el cielo no teniendo nada nos lo impida.