Saltar al contenido

Cómo Escribir Cartas Grandes de Amor

Una carta de amor es un detalle que endulza las relaciones. Te explico cómo plasmar tus ideas de manera coherente y hacer que quien la lea se derrita de amor.

La escritura, así como la música y las artes plásticas, es una herramienta que puede ser utilizada para expresar grandes ideas tan bien estructuradas como una obra de Da Vinci; y es que a través de las palabras, se pueden transmitir emociones y sensaciones que sumerjan al lector en fantásticas historias o declaren el amor de dos enamorados.

Desde que la humanidad domina el lenguaje y la escritura, las cartas de amor han servido para expresar ese sentimiento que puede llegar a ser tan intenso, o como un puente de comunicación entre dos amantes que, separados por la distancia, mantienen el vínculo que los une.

Contenido:

1. Elige el medio en que vas a plasmar tus ideas

2. Busca un lugar cómodo y en paz

3. Organiza tus ideas

4. Procura autenticidad y honestidad

5. Agrega la fecha y un saludo íntimo

6. Haz un borrador

7. Escribe la versión definitiva de tu carta

Para escribir una carta de amor es necesario organizar nuestras ideas y tener bien claro sobre qué tema en vamos a hablar; pero primero que todo va la presentación.

Elige el medio en que vas a plasmar tus ideas

Naturalmente las cartas de amor suelen escribirse sobre papel con nuestro puño y letra, esto las hacen más personales y estrechan el vínculo que tenemos con la otra persona; tampoco es algo obligatorio, tú eliges el medio en el que vas a redactar.

La tecnología nos ofrece un abanico de opciones extenso; es tan válido redactar sobre papel como en un formato digital, y si la otra persona se encuentra lejos, habría la probabilidad de tener que elegir alguno de ellos.

Busca un lugar cómodo y en paz

Antes de pensar en comenzar a escribir, es necesario que procures un lugar cómodo y en paz donde tus ideas no se vean perturbadas. Si quieres conseguir el mejor de los resultados es importante que no pierdas la concentración con los elementos del entorno.

Organiza tus ideas

Una vez estés en el lugar adecuado, piensa por qué quieres redactar esa carta y cuáles ideas deseas plasmar. De este paso va a depender en gran parte el resultado que consigas; recuerda: tú tienes el control, exprésate con naturalidad y no fuerces la escritura.

Procura autenticidad y honestidad

Aunque las historias de amor contemporáneo sean tentadoras y muy atractivas, evita reflejar el amor que sientes calcando una de ellas. Relata tu propia historia, la honestidad y autenticidad seguramente será muy apreciada por quien te lea. Puedes permitirte usar recuerdos para desarrollar el contexto y darle vida a tu carta.

Agrega la fecha y un saludo íntimo

La fecha en que redactaste la carta es un detalle importante que evocará sentimientos en el futuro. Cuando las relaciones son estrechas, las fechas pasan a formar parte esencial del vínculo que se tiene.

Incluye algún saludo íntimo, un sobrenombre o apodo que le tengas, esto le agregara un toque de personalidad e intimidad a la carta.

Haz un borrador

Si elegiste escribir tu carta sobre papel, haz un borrador. Para que obtengas un resultado coherente y bien estructurado, necesitas releer y cambiar algunas cosas que quizás podrían sonar mejor. La primera versión de la carta será tu borrador, luego aplicarás los cambios que consideres convenientes.  

Escribe la versión definitiva de tu carta

La extensión dependerá de la manera en que logres canalizar las ideas, sentimientos y pensamientos que tengas hacia esa persona. Permite que fluya tu creatividad, puedes incluir algún poema o la letra de una canción que quieras dedicar.

Revisa lo que ya escribiste y redacta la versión definitiva; tómate tu tiempo, no se trata de cantidad ni de rapidez, se trata de que sea genuina y logre plasmar lo que sientes.